Cloudy

7°C

New York

Hs.
Sábado, 30 Enero 2021 00:12

Gobernador culpa a la Administración Trump por fallas en conteo de muertes en asilos

Durante su cotidiana rueda de prensa para actualizar sobre la crisis del coronavirus en Nueva York, el gobernador Andrew Cuomo fue bombardeado este viernes con una artillería de preguntas sobre el contundente informe de la Fiscal General del estado Letitia James, que reveló el jueves serias fallas de las autoridades del Estado en el conteo de los muertos por COVID-19 en los centros de cuidados de ancianos, y que habría provocado que hasta el 50% de los fallecimientos no fueran reportados. Al defenderse, el mandatario dijo: “La culpa fue del anterior Gobierno federal de Trump que nos ordenó los protocolos que se debían seguir con los asilos”.

Y en una defensa directa del desempeño del comisionado de Salud del Estado Howard Zucker, cuya agencia está a cargo de monitorear la situación en los asilos, el Gobernador trató repetidamente de culpar a los exfuncionarios de Trump, señalando específicamente a Michael Caputo , el exasistente del Secretario Salud y Servicios Humanos federal. “Todo esto comenzó, francamente, como un ataque político”, dijo Cuomo.

La guía federal decía que las personas que estaban en hospitales, pero que se suponía que no eran contagiosas podían regresar a un asilo de ancianos que pudieran atenderlos, pero no todos los asilos de ancianos podían manejar esta situación. Y el asilo de ancianos tenía que decir por ley que podían manejar a esas personas”, dijo Cuomo, sin hacer referencia a la propia orden emitida por el comisionado Zucker el 25 de marzo, que establecía que los asilos de ancianos tenían que acoger a pacientes que habían dado positivo de COVID-19.

La investigación de la Fiscal General también sugirió que las muertes pueden haber sido causadas por esa orden estatal del 25 de marzo que requería que los asilos aceptaran pacientes positivos con el virus si podían. A su vez, el informe también respaldó las afirmaciones que Cuomo había hecho antes en público, de que esa orden estatal siguió a una guía federal.

La oficina de James realizó el informe tras las insistentes denuncias de familiares de los ancianos y de funcionarios electos que señalaron negligencia en la manera en cómo el Departamento de Salud del Estado (DOH) manejó la crisis del coronavirus en estos centros de cuidados, y como resultado de la investigación, la Fiscal General reveló que el número de fallecidos en esos lugares fue de casi 13,000 y no los más de 8,000 que reportó originalmente el DOH.

El Gobernador enfatizó que todas las muertes que se hayan contado tanto en los asilos como en los hospitales, era una tragedia. “Ya sea que una persona muriera en un hospital o en un asilo de ancianos, la gente murió”, dijo Cuomo, agregando que todos “hicieron lo mejor que pudieron”.

Pero a pesar de las insistencias de que el DOH siguió las indicaciones de la autoridades federales, la investigación de James señaló una serie de incumplimiento por parte del Estado de los protocolos de control de infecciones en los asilos, lo que habría “aumentado el riesgo de daños a los residentes, y que las instalaciones que tenían las más bajas calificaciones de funcionamiento y personal prepandémico, eran precisamente las que tenían tasas de mortalidad por COVID-19 más altas”.

 

La versión de comisionado de Salud

El Gobernador estuvo acompañado en la rueda de prensa por Zucker, quien también afirmó que precisamente estaba en el proceso de auditar la cantidad de residentes de hogares de ancianos que murieron en hospitales, cuando James reveló que los datos de su investigación probablemente agregarían más del 50% al número de personas que se informó que murieron en hogares de ancianos.

“Cuando vi el informe de la Fiscal General, decidí terminarlo y publicarlo en tiempo real”, insistió Zucker.

Horas después de que James publicara su informe el jueves, Zucker emitió un comunicado con cifras que mostraban 12,743 muertes confirmadas y presuntas por COVID-19 tanto en hogares de ancianos como en hospitales hasta el pasado 19 de enero de 2021. Un día antes, el sitio web del DOH solo enumeraba 8,711 muertes en hogares de ancianos.

“Ese número total no ha cambiado”, dijo el Comisionado, agregando que “queríamos estar seguros de que esos números fueran precisos”.
La polémica que envuelve a la Administración Cuomo por la situación de los asilos, ha provocado que los republicanos en la Legislatura Estatal hayan pedido la renuncia de Zucker y los miembros de ambos partidos están presionando para que el comisionado comparezca ante ellos en una audiencia pública que también investigará el asunto.

 

Cifras reveladas por la Fiscalía General:

  • 8,700 fallecidos reportó originalmente el DOH.
  • 12,743 fue la cifra actualizada por el DOH tras el informe de James.
  • 3,800 muertes más agregó el jueves el DOH.
  • 40% fue el aumento de las muertes totales tras agregar esa nueva cifra.
  • 50% más muertes asegura la Fiscal que no fueron contadas originalmente.

INSTAGRAM 

Programa Columna 1
Programa Columna 5
Programa Columna 3
Programa Columna 4
Espacio Publicitario

Social Media - Destacados

® HOUSERADIO, Todo los derechos reservados.